Sé que dije que iba a colgar el post el domingo por IG stories, ¡Perdónenme! pero me puse muy mal. Justo después de la sesión de fotos que tuve el domingo, me resfrié. Igual, ya me siento un poquito mejor y esta vez les hablaré de una prenda indispensable para mi estilo glam: El fur coat o abrigo de piel (este es sintético).

Pueden creer que todo la historia del abrigo inicia con los homínidos ¿Curioso, no? Se cree que fue uno de los primeros materiales que se usaron como ropa. Pasado tiempo, dejó de ser exclusivamente una fuente de calor, para ser una prenda de todo lujo en la edad media. Un abrigo típicamente ruso de la realeza que un siglo después, se culturizó en Occidente. Las pieles continuaron usándose desde ese momento hasta la actualidad alrededor del mundo.

¿Cómo combinarlo? Pues bien para comenzar, ya sé que hemos comenzado la primavera y no queremos morirnos de calor. Así que estoy segura que estos tips te servirán, para el próximo invierno.

La primera cosa que tenemos que tener en cuenta a la hora de lucir pieles, es que no podemos abusar de otros complementos como las joyas, demasiados colores en el resto de prendas. En mi caso, opté por un total look negro y los botines con plataforma gruesa fueron ese plus para estilizarme.  De accesorios solo unos aretes y una cadena delgadita de oro. Como verán mi outfit está en una onda rock glam.

Otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un abrigo de pelo es nuestra figura. Si eres bajita te recomiendo los abrigos de pelo corto o por los chalecos, si eres más rellenita escoge los abrigos de corte recto que no tengan demasiado volumen. Si por el contrario eres delgadita y alta, puedes disfrutar de abrigos más pompositos y de pelo largo.

¡Y listo, eso es todo!

Espero que les guste el look tanto como a mí,

Muchos besos,

Andrea

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *